Menú Cerrar

Viajando, desde cualquier lugar y sin colas.

En julio último, con la reanudación de la transportación interprovincial en la mayoría de los territorios del país tras la pausa impuesta por la COVID-19, una aplicación de comercio electrónico se convirtió en una opción asequible para más de 133 695 personas que no han tenido que ir a una agencia de reservación de pasajes

Jenny Janet Heredia no ha vuelto a una agencia de reservación de pasajes en Villa Clara desde que un amigo le recomendó utilizar la aplicación Viajando. Una vez que la instaló en el teléfono ha comprado boletos no solo para ella, sino también para familiares y personas cercanas que no la tienen en su móvil.

«Es muy práctica, pues me gusta viajar a otras provincias y ahora puedo, en la comodidad de mi hogar y evitando las largas colas, adquirir un pasaje para cualquier destino y hasta seleccionar el asiento en el que deseo viajar», comenta a Juventud Rebelde.

Según Natacha Reyes, de Las Tunas, lo mejor que posee la aplicación es que ofrece varias opciones de viaje y en distintas rutas. «La he utilizado para ir a Holguín y a Santiago de Cuba en más de una oportunidad. Cuando la conexión está buena el proceso es óptimo. Otro aspecto positivo es que aumenta la transparencia en la comercialización, porque el usuario conoce de antemano la disponibilidad de pasajes existentes».

Héctor González, de la Ciudad de los Parques, comenzó a usar la aplicación poco tiempo después de su presentación en la plataforma Apklis, cuando solo se podían conocer las capacidades existentes en los ómnibus de transportación nacional e información sobre las diferentes agencias de viaje para la compra de boletos en el país.

«Luego la introducción de la opción de reservar fue bien aceptada al facilitarnos a muchos la compra de pasajes desde cualquier parte y en cualquier momento. Es una ventaja muy positiva y más en estos momentos en que debemos mantener el distanciamiento físico para prevenir el contagio de la
COVID-19», afirma.

Por su parte, Yasniel Martínez, de Ciego de Ávila, considera que «la aplicación es muy óptima para los trabajadores, quienes ahora tienen la facilidad de reservar su pasaje, sin tener que “abandonar” su centro laboral para hacer colas como sucedía en muchas ocasiones».

Desde julio último, con la reanudación de la transportación interprovincial en la mayoría de los territorios, tras la pausa impuesta por la COVID-19, Viajando se convirtió en una opción asequible para los cubanos al eliminar las largas filas a la entrada de las agencias, potenciar el distanciamiento físico, posibilitar la compra online de pasaje por terceras personas;  todo de forma rápida y gratuita.

Hasta la fecha 133 695 personas han adquirido su boleto utilizando las bondades de esta aplicación, la cual también permite conocer la disponibilidad real de pasajes para ómnibus, trenes y catamaranes, pues la información que se presenta en Viajando coincide con la que se posee y vende en las agencias.

Con el fin de las medidas de confinamiento en La Habana —origen y destino más codiciado— se sumó la ciudad en la lista de rutas disponibles. Muchos se apresuraron a vaticinar el colapso de Viajando, pero actualmente con su última versión actualizada: la 5.1.1, la aplicación de comercio electrónico funciona sin grandes contratiempos.

Una opción viable, pero…

Otras opiniones de usuarios consultados por este diario también denotan aceptación del producto y refieren que es cómodo y confiable. Sin embargo, aún subsisten interrogantes e inquietudes, que para el equipo gestor de la
aplicación se deben al poco conocimiento que se tiene de ella y al proceso re-
ticular que incluye la venta de pasajes.

Nelson Hernández, de Camagüey, contó que cuando se han agotado los asientos en tren y en guagua la aplicación se le ha detenido en su dispositivo móvil, más de una vez. Mientras que Alberto Zayas, de las Tunas, pide que al vender tramos en guaguas que nacen en otras provincias, la aplicación muestre la hora exacta en que el ómnibus pasa por la terminal del tramo, pues la que se consigna es la salida de origen, y esto le ha causado contrariedades.

Gretel Gómez, de Santiago de Cuba, había desistido de usar la aplicación, debido a que llevaba días intentando comprar boleto para Granma y cuando cumplía todo el procedimiento requerido, y solo restaba el pago por Transfermóvil, le emergía una notificación en el teléfono diciendo que no se podía realizar la operación solicitada.

Cuando finalmente contactó a funcionarios de la Empresa de Servicios de Información del Transporte (Sitrans) por redes sociales digitales, la esclarecieron aduciendo que eran problemas de los servicios bancarios.

«En Viajando intervienen y se interrelacionan distintos organismos: Etecsa, la empresa Viajero, el Banco Central de Cuba y sus sucursales, la Empresa de Ómnibus Nacionales y Sitrans; en esta última es donde reside el equipo programador y el cuadro de mando. Pero el proceso de venta de pasajes es conjunto, advierte Lester Suri, director de Informática de la Unidad Integral de Negocios (UIN) de Sitrans.

«Nos ha sucedido que los consumidores han expuesto una queja que no tiene que ver directamente con la aplicación, sin embargo, la hemos recibido y les hemos dado respuesta, a partir del trabajo que sostenemos de conjunto con las otras entidades».

Adys Martínez, especialista de la Dirección Comercial de Sitrans, gestiona las plataformas digitales donde los usuarios expresan sus quejas y los informáticos se retroalimentan de los criterios de la población. Al día, ella recibe entre cien y 150 publicaciones o mensajes en Facebook, donde hay una comunidad de más de 19 000 seguidores. Por su parte, en Telegram, en la que  Viajando tiene casi 6 000 miembros, el flujo de contacto es permanente.

«Nuestra gestión en redes sociales se basa en tener un feedback de todo lo que dicen los consumidores, conocer las dudas que estos presentan y ayudar a solucionarlas de una forma eficaz. Siempre ha prevalecido el trato respetuoso hacia los internautas, aunque algunos nos escriban exaltados; pero tras recibir la explicación pertinente se van convencidos de que el trabajo que realizamos es pensando en su mejor experiencia.

«Por eso, insistimos en que descarguen la aplicación, la instalen y la usen, y que ante cualquier incertidumbre nos contacten. Hemos podido comprobar que la mayoría de las quejas sobre Viajando están vinculadas a desconocimiento sobre su manejo y no a fallas técnicas; la aplicación hasta ahora ha funcionado casi a la perfección», asegura.

Lester Suri insistió en «que la aplicación es segura y no ha presentado
situaciones con compras duplicadas o de personas que no hayan podido efectuar viaje, porque el pasaje vendido no se correspondiera con el real. Las ventas que se han hecho hasta ahora han sido ventas limpias».

¿Reventa?

Días atrás un usuario reveló en Facebook —capturas de pantalla mediante— cómo algunos ventajistas se dedicaban a aumentar el valor de los pasajes, para revenderlo a personas que los contactaban. Ello se convierte en una sombra para la aplicación y un desafío para los programadores.

«Aunque en Viajando se disipa la lógica de la reventa porque todos desde un dispositivo móvil tienen igual acceso a adquirir un pasaje, nosotros no nos encontramos de espaldas a esa posibilidad y exhortamos a las personas a que no adquieran pasajes revendidos. La aplicación no está trucada, toda la información que se presenta es real, y nadie goza de privilegios subyacentes», explicó Alejandro Rodríguez, especialista principal de la UIN-Sitrans.

«La seguridad viene dada por un conjunto de validación: el registro es a partir de los datos personales, el pago está asociado a un número de teléfono que va cotejado con una tarjeta de banco; y solo permitimos la compra de cuatro pasajes de ida y de regreso en una misma jornada», dijo el también líder creativo del proyecto Viajando.

Además, señaló que la trazabilidad de las compras se monitorea diariamente y se archiva para, en caso de ser necesario, utilizarse por los organismos competentes. «Tenemos políticas de seguridad. La persona que intente
burlar algún mecanismo se expone al cumplimiento de lo dispuesto en las leyes del país para estos delitos».

Que llegue el reintegro

Luis Felipe Dager nos contó su preocupación sobre el nuevo tiempo hábil que tienen los clientes de la empresa Viajero para cancelar los pasajes. El joven vio esfumarse de sus arcas casi 600 pesos, al no reintegrar (24 horas antes) varios boletos desde Santiago de Cuba con destino a Matanzas, comprados a través de la aplicación móvil Viajando.

«De la plataforma no tengo quejas, es expedita y confiable. No obstante, considero que, si se pudieran cancelar desde esta los pasajes reservados, nos evitarían molestias a los usuarios», opina Luis Felipe.

Un criterio similar tiene Natacha Reyes, desde Las Tunas: «El reintegro por medio de la aplicación beneficiaría al consumidor, pues actualmente la política de la empresa Viajero establece que se tiene para cancelar los tickets hasta un día antes de emprender trayecto, si no, pierdes el dinero. Previendo inconvenientes, Viajando facilitaría el trámite y no habría que trasladarse».

Yasniel Martínez vive en Morón y para anular un boleto electrónico tuvo que ir hasta una de las agencias automatizadas en Ciego de Ávila, pues es donde único existen locales de este tipo en su provincia.

«Resulta complejo viajar hasta la cabecera solo para reintegrar un pasaje, eso no debería continuar sucediendo. Los desarrolladores de la aplicación deben incorporar el reintegro a las facilidades que ofrecen; y Viajero revisar sus decisiones para que el cliente se sienta satisfecho y no tenga pérdidas monetarias sin necesidad», considera Yasniel.

«Estamos trabajando en una actualización de la aplicación que permita invalidar la reservación realizada por el usuario, y automáticamente el dinero retorne a su cuenta», declaró a Juventud Rebelde el Director de Informática de la Unidad Integral de Negocios de Sitrans.

«La posibilidad de reintegrar desde Viajando ha sido de las sugerencias más repetidas por los internautas en todos los grupos de redes sociales que administramos. Nosotros lo sabemos porque monitoreamos el estado de aceptación del servicio y porque estamos acostumbrados a escuchar a la gente.

«El 95 por ciento de las solicitudes realizadas por el público se han tomado en cuenta en cada una de las mejoras que hemos adicionado. Por ejemplo: la lista de viajeros frecuentes, el apartado de mis reservas y la optimización y modernización de la visualidad y el diseño fueron pedidos de la gente; nosotros los estudiamos y los aprobamos para propiciar una mejor usabilidad de Viajando», aseguró.

Pensar en el cliente

En el afán de mantener el oído pegado a la gente, los técnicos de Viajando no paran de trabajar. En exclusiva para este diario, Damián Orellana, director de Desarrollo UIN-Sitrans, adelantó que se proyecta la integración con EnZona, el impulso de una versión web y de una compatible con dispositivos iOS; así como el tratamiento de la accesibilidad —usando el TalkBack— en colaboración con la Asociación Nacional de Ciegos y Débiles Visuales.

También comentó que Sitrans contribuirá a automatizar todo el proceso de viaje, a partir del logro de dos aplicaciones que están en fase creativa: una será Confirmación, y la otra Inspección; y permitirán facilitar y digitalizar el trabajo de las autoridades de Viajero.

Al referirse a la importancia de la APK Viajando, Lester Suri asume varias ideas: «Cumple con las políticas de comercio electrónico y la automatización de procesos, intensifica el uso de pasarelas electrónicas. Su fortaleza mayor reside en que es fruto de la consulta popular y de la participación de la gente».

Historial de una aplicación

2016: se creó una aplicación de escritorio que mostraba la disponibilidad de pasajes en tiempo real. El proyecto se instaló en las terminales y agencias del país. Primer antecedente de Viajando.

abril 2019: se presenta la versión beta de Viajando: una aplicación para dispositivos móviles, gratuita y gestionada por la empresa de Servicios de Información del Transporte (Sitrans) en conjunto con la empresa Viajero y el Ministerio del Transporte.

septiembre 2019: se presenta la versión 3.1.2 con un diseño mejorado y la incorporación de nuevas prestaciones a partir de las sugerencias realizadas por la población.

diciembre 2019: se crean los canales de retroalimentación —en redes sociales digitales como Facebook, Telegram, Twitter— con los usuarios de la aplicación. Los primeros pedidos de la población estuvieron direccionados a la compra de pasajes y a la presentación de un diseño más amigable para la Apk.

junio 2020: se efectuaron dos pruebas funcionales de la aplicación. La primera estuvo dirigida a la compra de pasajes y la segunda enfocada al pago de este servicio. En el caso de la última, se simuló la venta de más de
2 000 pasajes al precio de un centavo; ambas pruebas tuvieron amplia participación popular.

julio 2020: se presentó la versión 5.0.2 de la apk Viajando al reabrirse la transportación interprovincial en la mayoría de las provincias del país.

octubre 2020: con el comienzo de los viajes interprovinciales, desde y hacia La Habana, la aplicación se actualizó a la versión 5.1.1.

¿Cómo usar Viajando?

  1. Registro

Abrir la apk e ir al inicio de sesión.

Acceder a la opción registrarme y llenar un formulario.

Copiar código de activación que aparece en el correo electrónico y pegarlo donde se solicita.

  1. Elección de viaje

Seleccionar origen y destino.

Seleccionar fecha de ida y regreso.

Seleccionar tipo de transporte y horario.

Seleccionar uno o varios asientos en el mapa.

  1. Datos de pasajeros

Llenar y confirmar los datos del pasajero.

  1. Pago

Seleccionar banco en Transfermóvil.

Introducir PIN de tarjeta Telebanca.

Seleccionar moneda de cuenta a operar.

Efectuar pago.

  1. Boleto electrónico

Llegará un sms de confirmación de pago y un boletín electrónico con todos los datos del viaje y de los pasajeros al correo que definió el usuario en el registro de la apk.

¡Haz clic para calificar esta publicación!
[Total: 1 Promedio: 1]
Compartir en...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *